Conectarse

Recuperar mi contraseña

Khaled
Director
webmasterPerfilMP
Theta Sigma
Profesor
AdministradorPerfilMP
Seth Owens
Estudiante
AdministradorPerfilMP
Últimos temas
» Limpieza de afiliados
Miér Mayo 11, 2016 9:58 pm por Invitado

» He vuelto
Jue Mar 05, 2015 8:15 pm por Rath Vogart

» Reglas generales.
Lun Mar 02, 2015 9:51 pm por Erick Grayson

» Other World [RPG Anime (Saint Seiya, Inuyasha, Naruto)] afiliación normal
Jue Dic 18, 2014 12:15 am por Invitado

» Murikami Gakuen Rol [Élite - Apertura]
Mar Nov 18, 2014 10:55 pm por Invitado

» Xero lux | petxamo [Elite]
Jue Nov 13, 2014 11:16 pm por Invitado

» busqueda de rol
Jue Nov 06, 2014 9:30 pm por Rath Vogart

» Como el día esta aburrido, vamos a hacer una orgía
Lun Oct 06, 2014 9:12 pm por Rath Vogart

» busco compañera de rol
Sáb Sep 20, 2014 1:09 am por Rath Vogart

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 25 el Jue Ene 01, 2015 9:05 pm.
Human Desire
Mejor expediente
GANADOR
Mejor personaje
GANADOR
Mejor posteador
GANADOR
Mejor estudiante
GANADOR
Mejor profesor
GANADOR
Mejor uke
GANADOR
Mejor suke
GANADOR
Mejor seme
GANADOR
Human Desire es un foro construido en base a la loca imaginación de la webmaster y su necesidad por el porno (?) las imágenes, tablillas y otras cosas pertenecen a sus dueños, sin embargo todas las modificaciones han sido hechas por la webmaster para este foro, el robo o copia de los mismos se considera una putada directa a la creatividad en sí. Si te gusta mi foro únete, no robes... no seas un hijoputa.

Una estrella personal (Privado Rinne)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una estrella personal (Privado Rinne)

Mensaje por Radamanthys el Jue Mar 27, 2014 8:27 am

Había sido un largo viaje sin duda. El uni ceja se encontraba algo cansado pero agradecía al cielo que el cambio de horario no fuese tan brusco, así de menos podría descansar sin sufrir tanto por el cambio de horario.
Sus pertenencias ya se encontraban en su nuevo hogar, una residencia especialmente para profesores y trabajadores de la universidad.

No era normal que el inglés se saliera de su cronograma de trabajo, pero ya no estaba en el medio del modelaje, ahora era un profesor.
Hacia días había llegado a aquella ciudad, pero ya estaba mas que familiarizado con el sistema de trabajo u las materias extra que tenía que impartir, auqnue realmente no había empezado ninguna al menos no oficialmente. Aún faltaba que me terminara de instalar y el papeleo reglamentario, cosas que le caían como patada en las bolas ciertamente.

Uno de los alumnos normales que le había ayudado en su llegada al instituto en el que ahora trabajaría, le había recomendado el mirador, sobretodo en estas noches de luna llena, pues se veía hermosa y podía relajarse, además de que no se arrepentiría de ver los paisajes que el mirador ofrecía.

Sin más que hacer ni mejor, decidió montarse en su motocicleta y conducir.
Se había puesto cómodo. Una chaqueta de cuero sobre una muscular blanca y unos jeans desgastados azules, con sus clásicas botas para montar en moto y en una de sus piernas amarrado una pañoleta roja amarrada.

Llego al mirador y metió sus manos a las bolsas, pero a lo lejos miro una silueta familiar. La curiosidad mato al gato dicen por ahí, pero él es más que un gato, así que no podría pasarle nada más que una anécdota de vida más, tal vez amarga, tal vez no pero aun así se acercó. Conforme la luz de la luna llena iluminaba más aquella silueta le reconoció a aquel hombre. En los pocos días que llevaba familiarizándose con el sistema escolar, ese hombre había ido muchas veces a disfrutar de los alumnos. Sonrío

—Linda noche no crees?— dijo al azabache como si le conociera de toda la vida para recargarse en el barandal del mirador dándole la espalda a los barrotes y mirando al cielo.


avatar
Radamanthys
Profesor
Profesor

Mensajes : 29
Fecha de inscripción : 20/03/2014
Edad : 29
Localización : Donde tenga que estar cuando quiera estarlo

Ver perfil de usuario http://freakscongroserias.blogspot.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Una estrella personal (Privado Rinne)

Mensaje por Rinne A. Payne el Jue Mar 27, 2014 1:21 pm

Había ocurrido tras una nueva discusión con el viejo. El padre de Rinne no soportaba verle la cara a su hijo, pues siempre que le veía terminaba regañándole por el poco entusiasmo que le veía en mantener el alto el nombre de la familia así como los estándares de líderes yakuza que se buscaba. De cualquier forma, el azabache ya estaba acostumbrado a tener que quitarse de la vista de su padre para no cambiar el humor de este, pero el que no pudiera entender que simplemente era "diferente" le molestaba e irritaba, por lo que no le quedaba de otra más que alejarse del lugar hasta que pudiera dejar ir lo que no le permitía dormir. Sin embargo, aquella vez no se dirigió hacia donde solía encontrarse con algunos de los chicos con los que se acostaba de vez en cuando, sino que tomó en su vehículo, dirección hacia donde se encontraba el mirador. El sitio siempre que había ido se encontraba desértico y esperaba, que esta vez no fuera la excepción. Quería estar solo, con la única compañía del cielo nocturno y sus cigarrillos. Y tras unos minutos de marcha, el hombre se detuvo en las cercanías al solitario lugar. El hombre se movió por la acera, vestido con unos pantalones negros, una camisa con los botones de hasta arriba sin prender, y sobre aquella un abrigo de colores negros y grises que se meneó junto con el cabello del azabache por la presencia de algo de brisa nocturna.

Pronto sus manos tocaron el barandal y posó sus brazos sobre este, dándole un primer vistazo a la iluminada ciudad que se encontraba frente a él, tan viva y excitante y sin embargo, ahora se encontraba lejos de ella, esperando que la irritación que se escondía en su interior se convirtiera pronto en un sentimiento neutral, una más de esas probadas al futuro que le esperaba y que odiaba. Quizá pronto tuviera que marchar y abrir una escuela de artes marciales o algo similar, aunque estaba seguro que eso no pondría nada contento ni al viejo ni a sus hermanos. Suspiró justo antes de que una voz llegara desde atrás de él. Algo conocida le resulto la voz y por lo mismo se giró sin saber a quién se encontraría, pero el sujeto pasó a su lado y se acomodó contra el barandal, por lo que solo tuvo que mirar hacia un costado para poder encontrarse cara a cara con un rubio de su estatura. Y bastaron un par de segundo más para que recordara el haberlo visto antes con uno que otro de los chicos que luego se llevaba a la cama. Los orbes del azabache se abrieron un poco al dar con el recuerdo del hombre, pero de lo que ya se había percatado, era que la sola presencia de ese sujeto era algo imponente.

Ciertamente eran como la noche y el día, incluso los orbes de aquél poseían un color semejante al de los rayos del sol. Rinne devolvió la vista hacia el frente antes de responder al blondo. —Sí. —Al final, si no hubiera salido de casa por culpa del viejo, se habría perdido la vista que ahora estaba disfrutando junto a alguien no pronosticado, pero cuya presencia no le molestaba realmente. Rinne pensó en preguntarle por la relación que tenía con los chicos con los que se acostaba, pero aún paladeaba el sí hacerlo o no y por lo mismo, prefirió pensarlo un poco más mientras disfrutaba uno de aquellos vicios que raramente se daba, mayormente solo cuando se encontraba molesto. El azabache extrajo una caja de metal de uno de los bolsillos de su abrigo y la abrió, aunque antes de tomar una de aquellas pequeñas y delgadas piezas, preguntó hacia el otro: —¿Te molesta si fumo? —No podía quitarse lo considerado de encima, y era raro ver que un tipo así fuera un miembro de una familia yakuza con un demonio pendiendo de su cabeza.


avatar
Rinne A. Payne
Cliente
Cliente

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 26/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una estrella personal (Privado Rinne)

Mensaje por Radamanthys el Vie Mar 28, 2014 1:28 am

Fumar? no ciertamente el cigarro no le molestaba al rubio, al contrario el fumaba también y la cuestión en si solo hizo que sacara un cigarrillo, era fumador ocasional solo lo hacía cuando estaba en compañía de otro fumador para no dejarle solo en el placer del tabaco. De su chaqueta saco un encendedor y una cajetilla de una marca muy peculiar llamaba “Black Stone” para golpeando la misma uno de esos cigarrillos color marrón saliera y lo cogiera con los labios, extendiendo el zippo hacia el contrario para encenderle el cigarrillo y después hacer lo mismo con el suyo para guardar aquellos objetos de nuevo en su chaqueta.


Le miró a los ojos, podía percibir algo en el azabache que era inusual en los humanos pero no le dio importancia y paso de largo de eso. Mientras le daba una calada a ese cigarrillo. Sus orbes se posaron en el contrario y soltó el humo para iniciar la conversación —Te he visto anteriormente, eres cliente habitual del lugar donde trabajo no es así?— Dijo sin ningún descaro para sonreír de forma picara mientras seguía fumando —Además de que note que tienes gustos algo exigentes, no compras a cualquiera de mis alumnos— menciono para reír un poco y sentarse en el suelo dejando su espalda recargada en aquel barandal. —Bueno, ciertamente aun no son oficialmente mis alumnos.—


Miro al cielo, dejando una pierna estirada en el suelo y la otra flexionada para apoyar uno de sus brazos sobre sus rodillas para deleitarse con la mirada. Ciertamente aquel crio tenía razón, el lugar era hermoso —El crio no se equivocó cuando me recomendó este lugar, pero realmente no me imaginaba que tendría tan maravillosa vista y sobretodo admirar algo tan increíble— menciono para mirarle sonriendo de forma picara y seductora —Y ciertamente ese objeto de admiración no es nada más que el que me acompaña en esta noche. Ahora tengo una pregunta que hacerte, ¿Qué es lo que te trae por aca en una noche como esta? Yo soy relativamente nuevo aquí, así que estoy en viaje de placer mientras inicio mis actividades laborales oficiales, pero a un chico ciertamente educado y considerado como se ve que eres, es raro verlo por estos lugares no crees?—

Rada siguió fumando y guardo silencio para dejar que la luna bañara a ambos con sus rayos de plata mientras contemplaba el cielo además de ver danzar las almas errantes a la luz de la luna, no había nada mas que llamara su atención que ese chico y las estrellas.


avatar
Radamanthys
Profesor
Profesor

Mensajes : 29
Fecha de inscripción : 20/03/2014
Edad : 29
Localización : Donde tenga que estar cuando quiera estarlo

Ver perfil de usuario http://freakscongroserias.blogspot.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Una estrella personal (Privado Rinne)

Mensaje por Rinne A. Payne el Vie Mar 28, 2014 2:22 am

Apenas observó al blondo antes de acercarse hacia el encendedor ofrecido para dejar que la punta del cigarrillo encendiera y pudiera recibir el primer contacto con el relajante aroma a tabaco. Guardó la caja metálica nuevamente en uno de los bolsillos de su abrigo y se acomodó contra el barandal, quedando de espaldas a este para poder observar mejor a quien había llegado sin premeditación pero que, de alguna manera le estaba ayudando a alejarse del tema que le había arrastrado hasta aquél lugar. Realmente no le preocupó que el otro le reconociera por asistir a esa clase de lugares donde se pagaba por algo de sexo, y con el correr de la conversación y la correcta atención que había puesto sobre el hombre, comprendió que aquél debía ser un profesor en el instituto. Inevitablemente sonrió al percatarse de que había usado el término de "exigente" para referirse a sus gustos al elegir a su acompañante de cada noche, pero lo cierto era que a Rinne lo que más le importaba era que el chico tuviera algo de conversación y "tacto", pues el tener sexo con alguien similar a una máquina programada para ello no le sería divertido. —Supongo que es cierto que soy algo exigente a la hora de elegir. —Una fina sonrisa se delineó en los labios del azabache, apenas había dedicado una que otra mirada al inmenso cielo azulado de esa noche, pero con cada nueva ojeada descubría mancha blanca rodeada de otras pintas, sí, el cielo estaba llena de aquellas, pero él las miraba por separado, quizá tratando de descubrir alguna diferencia entre ellas, aunque lo mismo resultaba difícil sin un telescopio.

Pero abandonó la vista del cielo cuando volvió a escuchar al blondo hablar, y, al bajar su mirada, terminó encontrándose con los orbes dorados del profesor, que otra vez estaban sobre él. Parpadeó no pudiendo aceptar que hubiera recibido algún tipo de "alago" por parte del blondo, después de todo, era él quien solía hacerlos y por lo mismo se sintió extraño. Pero ante lo mismo la única reacción visible fue la de mirar hacia otro lado con la misma sonrisa torciendo sus labios. Ese sujeto le ponía algo nervioso, aunque lo mismo se debía a la mirada descarada que le había dado segundos antes. Rinne decidió imitar al otro y así, tomar asiento sobre el frío cemento, pegando la espalda y la nuca contra la baranda, mientras la respuesta nacía de una expresión que apenas se tornó algo apagada. —Vivir solo debe ser pacífico. —El azabache dio una nueva calada a su cigarrillo antes de continuar, —Vine aquí esperando poder olvidarme de mi familia y de las molestias que les causo. Aunque realmente no creo que seguir mi propia forma de pensar sea algo molesto. —Rinne enfocó la vista sobre sus piernas retraídas, mismas sobre las que posó sus brazos. —Había pensado en quedarme por un rato aquí, pero en cuanto llegue la idea de quedarme en algún lugar a pasar la noche pareció ganar. —Por supuesto que no podía pasar la noche con uno de los estudiantes y tampoco quería ir a visitarles con aquella expresión problemática que no podía evitar.

Y tampoco quería incomodar al maestro, por lo que decidió cambiar un poco de tema. Rinne estiró una de sus manos en dirección hacia el maestro mientras le observaba, y las palabras volvieron a surgir: —Mi nombre es Rinne, aunque puedes llamarme Rin o Al, como lo desees estará bien. —Ahí estaba de nuevo la sonrisa, aunque esta vez era obvio que había un tinte oscuro en ella, como si intentara tapar lo que no podía afrontar con emociones que no existían, era una sonrisa falsa diseñada para el mundo exterior. —Entonces, ¿Que clases impartes? Me ha nacido algo de curiosidad. —Y en aquello no mentía. Era la primera vez que se encontraba con un maestro de dicho instituto y no podía evitar el querer saber a qué se dedicaría específicamente el hombre de apariencia segura que tenía a su lado.


avatar
Rinne A. Payne
Cliente
Cliente

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 26/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una estrella personal (Privado Rinne)

Mensaje por Radamanthys el Dom Mar 30, 2014 7:02 am

— La verdad no tuve tiempo de estar solo…con mi anterior trabajo era imposible estar solo mucho tiempo — Dijo el rubio para darle otra calada al cigarro y mirar al que ahora estaba sentado a su lado. Ciertamente el otro parecía más joven que el rubio. Pero para una buena charla al ex modelo no le molestaba mucho la edad de su acompañante.

Sonrió coqueto a aquel chico mientras le escuchaba hablar. Cuando se presentó, Radamanthys simplemente le dio la mano y le dio un apretón de manos algo frio, no era muy dado a la etiqueta, pero no era más que por mera pereza. Aun así era un caballero en cuanto a etiqueta si se lo proponía, pues había recibido un curso intensivo de modales y etiqueta obligado por el estúpido de su manager, aun así fue una pérdida de tiempo, ya que jamás lo uso realmente. El rubio se sacó el cigarro de la boca y se presentó de forma algo burda.
—Radamanthys, pero puedes decirme Rada si gustas Rin— Dijo para soltarle la mano y  volver a meter el cigarro en sus labios.

—La verdad pienso que uno debe serse fiel a uno mismo sin importar las consecuencias…bueno parte de eso me trajo acá después de todo.— Dijo de repente mientras tenía el cigarrillo en su boca para mirar de reojo al chico mientras sonreía de forma picara. Volvió a mirar el cielo estrellado sonriendo de forma despreocupada, de una forma que lo haría un hombre sin ninguna preocupación ni miedo, de esos hombres que al parecer solo existían en las historias donde los héroes que no tenían nada que perder y todo que ganar.

—Ah cierto, la clase, imparto Historia del arte, o impartiré en cuanto sea anunciado como el profesor oficial, de momento solo auxilio en algunas ausencias y hago el papeleo pertinente, además de aun no termino de instalarme en mi residencia — dijo sin mencionar la otra clase que se le había sido asignada: Práctica y teoría BDSM, no porque no se lo quisiera decir, era más que obvio que el otro sabría que era maestro de alguna de esas materias y le daba curiosidad más saber qué materia normal impartía, o al menos, eso le paso por la cabeza al rubio.

—Bueno y ya que hablas de pasar la noche fuera, espero mi compañía no te arruine la noche Rin— termino su cigarrillo y lo apago en el suelo para tomar un mechón del cabello ajeno entre sus dedos. —Tal vez tu y yo podamos pasar una noche bastante amena— acerco el mechón del cabello del pelinegro a sus labios dándole un beso sobre el mientras sus ojos se clavaban en los del azabache mientras sonreía pícaramente —Descuida Rin, no muerdo…— soltó el mechón para susurrarle al oído —muy fuerte—

De repente se separó del chico porque se puso de pie y se estiro, se inclinó a un lado a recoger la bachicha y caminar hasta el bote de basura para depositarla en la parte que fungía como cenicero. Regreso donde el chico y sintió que el fresco ya estaba haciendo de las suyas, pronto haría un poco más de frio, así que se sacó la chaqueta, no era que protegiera de una helada, pero era perfecta para cubrir del frio y más cuando ya el cuerpo humano le había transmitido calor. Dejo ver sus brazos trabajados y como la muscular ceñida al cuerpo mostraba algo de sus abdominales. Era un modelo después de todo, su cuerpo estaba en buenas condiciones y se podía apreciar el cuerpo espectacular que tenía, trabajado, pero no en exceso, como todo modelo, debía mantener su cuerpo en perfectas condiciones, lo cual era algo increíble ya que el propio Rada reconocía que su mayor debilidad después del sexo era la comida.

Se acercó al chico y le dejo caer la chaqueta encima, esta era un poco pesada comparada con otras prendas de ropa, pero nada que uno no pudiera usar cómodamente y a la cual acostumbrarse.
—Como no quiero que la estrella más brillante de esta noche pesque un resfrió, quédate con ella de momento Rin— La prenda estaba tibia debido al calor corporal del hombre y tenía una fragancia a rosas, era muy tenue, casi discreta, pero era normal, se la había pasado arreglando el jardín de su nuevo hogar. La residencia provisional de momento. El jardín estaba hecho un asco, así que los días desde su arribo hasta el presente se la paso plantando diferentes flores, entre ellas tulipanes, gardenias y rosas de varios colores, en su mayoría rosas, ya que eran su flor favorita. A Especter la mantendría apartada en una maceta dentro del departamento, pues deseaba conseguirse una casa para el solo mas delante, pero ya sería cuando pudiera pagar el alquiler de una.


avatar
Radamanthys
Profesor
Profesor

Mensajes : 29
Fecha de inscripción : 20/03/2014
Edad : 29
Localización : Donde tenga que estar cuando quiera estarlo

Ver perfil de usuario http://freakscongroserias.blogspot.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Una estrella personal (Privado Rinne)

Mensaje por Rinne A. Payne el Lun Mar 31, 2014 2:27 pm

Era un nombre curioso ciertamente. Le dejo pensando en si se trataría de otro humano o no y es que, ya había tenido oportunidad de recibir en sus brazos a algunos estudiantes que no lo eran, pero se guardaría aquella duda para más adelante, pues no quería parecer un entrometido. Le gustó que el accediera a tratarle con un apodo desde el primer momento, pues dentro de su familia, incluso sus estudiantes le trataban como "Alec", Rinne era un nombre despreciado como el hombre que no daba honor a su familia, incluso su padre había comenzado a llamarle Alec, como si estuviera asegurando la pérdida de identidad de su hijo menor. Su vista pasó de enfocarse en el cigarrillo que había estrellado contra el piso, hacia el rostro del hombre. Ciertamente quería ser fiel a sí mismo y justamente era eso lo que a su padre parecía no gustarle...no poner el nombre y el respeto de la familia por sobre su él mismo. Sonrió con amargura y sin embargo, agradeció que pronto "Rada" cambiara el tema. —Así que historia del arte. —Murmuró en voz baja al escuchar la respuesta del blondo. Pero el bichito de la curiosidad picaba bastante seguido a Rin y ahora la duda de si aquél impartiría de las "otras clases" también había nacido, no, Radamanthys había dicho que le había visto con algunos de sus alumnos, así que era más que obvio que estaba informado del lado no tan visible del instituto y por tanto, era seguro que aquél impartía alguna otra materia con contenidos más…interesantes.

—Hm... —Sin querer, se había quedado pensando en qué clase de materia podría impartir aquél, aunque no tenía la menor idea de cómo preparaban a los chicos, por lo que las materias que debían tener eran un completo misterio para él. Fue entonces que sintió el desplazamiento de algunos de sus mechones y una sensación eléctrica recorrió desde la base de su nuca hacia el resto de su cuerpo. Alcanzó a encontrarse con los ojos ajenos antes de que este depositara un beso sobre sus cabellos, cosa que hizo que inevitablemente Rin se sonrojara. La seguridad de aquél le abrumaba, su voz parecía tener un extraño embrujo y de alguna forma el cuerpo del humano parecía responder de forma algo más nerviosa de lo habitual. ¿Era un choque de activos? Bueno, Rin siempre había considerado que en algún momento podría probar estar del otro lado, pero siempre se había encontrado con chicos pasivos y no le molestaba mimarlos y ser cariñoso con ellos, por lo que esto era algo nuevo y extraño para él. Su cuerpo se sacudió apenas al sentir el aire tibio golpeando contra su oído. Atrevido y seguro. No podía despegar la vista de Radamanthys incluso cuando sabía que aquello podía ser peligroso, que no estaba con un estudiante, sino con un maestro y era obvio que él debía saber muy bien cómo proceder, como hipnotizarle. ¿Caería ante el mejor? No, era muy pronto para decidirlo.

Agradeció internamente que el otro se pusiera de pie, poniendo así algo de separación entre ambos. La temperatura había comenzado a caer y el delgado abrigo que llevaba puesto comenzaba a ser poco material para la temperatura que estaba haciendo. Luego de sentir que el calor sobre sus mejillas bajaba de a poco, decidió levantar la vista nuevamente hacia el blondo, pero se encontró con este sin la chaqueta y pensó que se asemejaba mucho al cuerpo de sus hermanos mayores, aunque Radamanthys parecía tener un cuidado personal que chocaba con la tosquedad de sus hermanos. —Te ves como un idiota. —Y vaya que odio escuchar la voz de Raizel en ese momento, aunque la misma solo sería audible para él, pero se preguntó, si otras criaturas del infierno también podrían oírle. Era obvio que el demonio se reía de él, pero Rinne prefería ignorarlo y volcó su atención en la nueva y cálida tela que cubrió sus hombros. La chaqueta ajena parecía tener un aroma particular que no tardó en llenar las fosas nasales del azabache, pero tan pronto como escuchó al otro tuvo que responder. —¿Está bien? Yo puedo aguantar además, tu no traes nada más encima. —Pero no era eso todo lo que tenía para decir, aunque le daba algo de timidez aceptar lo siguiente. —Además...estas siendo muy amable. —Sabía que eso se oiría extraño, y es que generalmente era él quien se mostraba caballeroso y atento, era como si aquél hubiera tomado su puesto y lo estuviera haciendo mucho mejor incluso. No, eso no lo iba a aceptar.

Rin se puso de pie y se quitó la chaqueta, estirándola con una de sus manos hacia el blondo. —Póntela. Me sentiré culpable si eres tu el que se resfría. —El viento movió algunos de sus mechones, así como el objeto con el que ataba la mayor parte de su cabello. —De cualquier modo, creo que será bueno que encuentre un lugar donde pasar la noche antes de que se haga más tarde. —Sus orbes enfocaron hacia donde se veía la iluminada ciudad. Podría ir a un hotel, cualquiera estaba bien, porque por esa noche no deseaba volver a su hogar. Pero entonces sintió sonar su móvil en uno de los bolsillos de su abrigo, por lo que extrajo el mismo con su mano libre y miró hacia la pantalla sin ningún ánimo de contestar.
Se trataba de uno de sus estudiantes —que también residía en su hogar—, seguramente querría saber dónde estaba, pero no contestaría. Rin marcó el botón de término de la llamada y apagó en seguida el objeto. Entonces dijo lo primero que se le vino a la cabeza. —Dijiste que podría pasar una noche amena contigo, entonces ¿Te quedarías conmigo hasta que decida irme? —La idea de abandonar el lugar se disipó de momento, aunque sabía que podría estar siendo algo caprichoso al pedirle a aquél algo más de su tiempo.


avatar
Rinne A. Payne
Cliente
Cliente

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 26/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una estrella personal (Privado Rinne)

Mensaje por Radamanthys el Sáb Abr 05, 2014 8:15 pm

Negó con la cabeza lo de ponerse de nuevo la chaqueta. Al ser modelo profesional por tantos años y vivir en el país en el que vivía, era normal para el que esa temperatura no fuese un problema, para el simplemente era un clima algo refrescante. —Yo estoy bien, y eso de ser demasiado amable…tal vez tengas razón, casi no suelo hacer estas cosas, por eso te recomiendo que proveches mi racha de bondad— mirando al chico cogió la chaqueta y se puso detrás de el para ponérsela en los hombros como todo un caballero, y es que era británico después de todo, así que era un caballero natural, como solían decir sus fallecidos padres. —Aunque si hace más frio me las podre apañar Rin, tal vez llenando mi cuerpo con tu calor— Su rostro se recargo en el hombro ajeno para rodearle la cintura con las manos y al momento que aquellas palabras habían salido de su boca. De repente un travieso beso se depositó en la mejilla ajena y le soltó para recargarse de nuevo en el barandal.


Sus orbes doradas se volvieron a las estrellas mientras una suave brisa mecía sus rubios cabellos con delicadeza. Su chaqueta no le hacía tanta falta realmente, solo la usaba para romper el viento cuando conducía a toda velocidad. Miro de reojo al chico que había dejado al lado de él, se veía algo tierno metido en esa chaqueta que ciertamente le quedaba grande. Sonrío al escuchar la interrogante del menor, si caprichosa y consentida interrogante, que cuando la dijo parecía más una orden disfrazada de pregunta. —Ya te había dicho que si Rin, no tienes por qué preguntar, no soy de los que se quedan con alguien por amabilidad— menciono sin más mientras volvía su rostro por completo a él, mirándole fijamente a los ojos. —Ciertamente el mirador es un lugar donde puedes admirar la gran belleza de la ciudad a la lejanía— le sonrío de forma natural y elegante sin saberlo —Ciertamente tienen razón, y me alegra muchísimo haber venido, de otro modo me hubiera perdido la gran vista y sin duda a la mas brillante de todas las estrellas—

Se acercó al chico quedando frente a él para invadir su espacio personal y con una sonrisa juguetona en los labios susurrarle al oído, dejando su mejilla a milímetros de la contraria estando frente a el mirándole de reojo —y es algo admirable que esa estrella vista elegante y tenga hermosos cabellos negros— era obvio que hablaba del chico. Sin decir más se reincorporo y le paso de largo para ir a una luz lejana, lo que parecía una máquina de bebidas.
—No me tardo— dijo sin más y se retiró.


Llego a la máquina y le alegro ver que también Expedia bebidas calientes. El tomaría un capuchino en lata y para su acompañante un latte de vainilla, igual no sabía si le gustaba, de cualquier manera él podría terminar bebiéndose ambos.
Regreso y le puso frente al rostro aquel latte en lata mientras el sostenía su capuchino —Un café nunca es malo con buena compañía, si no te gusta el latte de vainilla puedo cambiártelo por mi cappuccino—
Dijo sin mas mientras le miraba a los ojos sonriéndole de medio lado.


avatar
Radamanthys
Profesor
Profesor

Mensajes : 29
Fecha de inscripción : 20/03/2014
Edad : 29
Localización : Donde tenga que estar cuando quiera estarlo

Ver perfil de usuario http://freakscongroserias.blogspot.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Una estrella personal (Privado Rinne)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.