Conectarse

Recuperar mi contraseña

Khaled
Director
webmasterPerfilMP
Theta Sigma
Profesor
AdministradorPerfilMP
Seth Owens
Estudiante
AdministradorPerfilMP
Últimos temas
» Limpieza de afiliados
Miér Mayo 11, 2016 9:58 pm por Invitado

» He vuelto
Jue Mar 05, 2015 8:15 pm por Rath Vogart

» Reglas generales.
Lun Mar 02, 2015 9:51 pm por Erick Grayson

» Other World [RPG Anime (Saint Seiya, Inuyasha, Naruto)] afiliación normal
Jue Dic 18, 2014 12:15 am por Invitado

» Murikami Gakuen Rol [Élite - Apertura]
Mar Nov 18, 2014 10:55 pm por Invitado

» Xero lux | petxamo [Elite]
Jue Nov 13, 2014 11:16 pm por Invitado

» busqueda de rol
Jue Nov 06, 2014 9:30 pm por Rath Vogart

» Como el día esta aburrido, vamos a hacer una orgía
Lun Oct 06, 2014 9:12 pm por Rath Vogart

» busco compañera de rol
Sáb Sep 20, 2014 1:09 am por Rath Vogart

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 25 el Jue Ene 01, 2015 9:05 pm.
Human Desire
Mejor expediente
GANADOR
Mejor personaje
GANADOR
Mejor posteador
GANADOR
Mejor estudiante
GANADOR
Mejor profesor
GANADOR
Mejor uke
GANADOR
Mejor suke
GANADOR
Mejor seme
GANADOR
Human Desire es un foro construido en base a la loca imaginación de la webmaster y su necesidad por el porno (?) las imágenes, tablillas y otras cosas pertenecen a sus dueños, sin embargo todas las modificaciones han sido hechas por la webmaster para este foro, el robo o copia de los mismos se considera una putada directa a la creatividad en sí. Si te gusta mi foro únete, no robes... no seas un hijoputa.

Me and my monkey {Priv. Red}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Me and my monkey {Priv. Red}

Mensaje por Nox el Vie Mar 21, 2014 8:26 pm

Inhalo profundamente, el aroma dulzón de la banana y la vainilla inundando mis sentidos por un momento. Oh. Me cubro la nariz con la mano izquierda, intentando alejar la sensación dolorosa que viene después de olisquear algo tan asombrosamente intenso y encontrando una gratificación morbosa en ello. Siento que estoy salivando.

Frente a mi tengo un pastelillo diminuto. Mi mono y yo, decía el menú, y lo ordené sólo porque el cajero me informó que venía cubierto de vainilla y chocolate. La mezcla, su aroma, siempre me ha parecido pecaminosamente adictiva. Resulta que el chocolate viene en forma de chispitas y es cercano a lo imposible distinguir su esencia  característica, pero debo admitir que la banana lo compensa. Deliciosamente.

Siento la mirada intensa de los empleados y los comensales. Llevo una hora en esta cafetería, sentado en la mesa más alejada con el pequeño pastel perfectamente colocado sobre el platito de papel en el que venía. No lo he tocado, no he lamido el glaseado, no he probado bocado y sinceramente no pienso hacerlo. No siento placer en la degustación, no necesito deglutir y cuando llego a ingerir algo más que agua pura mi estómago lo devuelve de inmediato. Pero los aromas, ah, los aromas pueden volverme loco.

Nuevamente acerco el rostro al postrecillo, aspirando con gusto la exquisitez de su manufactura, esta vez centrándome más en el aroma del pan y la mantequilla. Creo que gemí un poquito. Me paso el dorso de la mano izquierda por los labios, limpiando todo rastro de saliva.

Levanto el rostro y observo al cajero, que me echa un ojo de tanto en tanto no sin un poco de preocupación. Debe pensar que soy un fetichista. Eso, aparte de divertirme un poco, me tiene sin cuidado. Repaso nuevamente el menú que está por encima de su cabeza. La promesa de un pastelillo con aroma a chocolate y ron me hace suspirar, pero sé mejor que comprar otro postre cuando este está aún enfrente, destilando su dulce perfume que en un par de horas enranciará. Pensar en eso me da un bajón. Pensar en no olfatear el chocolate y el ron es una putada.

Hoy es un día de mierda.


avatar
Nox
Estudiante
Estudiante

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 18/03/2014
Localización : No bajo tu cama, definitivamente no ahí.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Me and my monkey {Priv. Red}

Mensaje por Invitado el Dom Mar 23, 2014 12:29 am

Como cualquier otro día del año le había despertado el despertador del móvil . Después de alrededor de media hora se terminó de desperezar con algo de buen humor, casi imperceptible para la gente que le rodea, ya que quizás si seguían bajando las temperaturas podría nevar.

Con esto en mente siguió su rutina de cada día; darse un buen baño con burbujas, comer algo dulce y beber algo de batido de chocolate o fresa, asistir a alguna clase suelta de la mañana (dormirse en la clase) y saltarse las demás clases para dar un paseo en busca de algún dulce que le apeteciera.

Actualmente estaba paseando por las calles de la ciudad; con una chaqueta rojiza con un extraño gorro de oso puesto, para hacerle algo de sombra, con una camisa de manga corta fina, pantalones vaqueros negros junto con unas deportivas de bota rojas. Iba arrimado a las tiendas para poder tomar la mayor parte de sombra posible y de paso observar los escaparates en busca de algo que le llamase la atención o el apetito.

A pocos metros de distancia vio una pastelería a la que aún no había ido así que se dirigió hacia esta, entrando en el recinto yendo directo al mostrador. Después de algunas personas al fin le atendieron, no se complicó mucho en pedir. -Uno de cada...y el pastel de chocolate y menta me pone dos,por favor-

Acabando de pedir su pedido ya acostumbrado a las reacciones que ocasionaba las cantidades de dulces que era capaz de ingerir, le resto importancia al asunto y tras asegurarle al señor que si era capaz de acabárselo pagó. Al poco le dejaron un carrito donde podía llevar los dulces hacía algún asiento. Dicho y hecho nada más acabaron de cargar el carrito se lo llevó a una de las mesas del final, allí vio a un chico extraño que se dedicaba a ¿contemplar? un dulce quizás de plátano o limón. Se fue a sentar en la mesa contigua a la del chico empezando a engullir dulces.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Me and my monkey {Priv. Red}

Mensaje por Nox el Dom Mar 23, 2014 4:10 am

Hay un tintineo molesto en la puerta que anuncia la llegada de un nuevo comensal.

El lugar ya está lo suficientemente concurrido, valoro, aunque para mí cualquier número superior a uno es innecesario. Pero con la presencia de este chico cuento un total de doce personas -sin considerar a los trabajadores-, y eso es almenos once veces mayor de lo que me acomoda. Estoy considerando tomar mi pastelillo y salir, un sentimiento amargo asentándose en mi estomago ante la idea de negar toda posibilidad de deleitarme con la combinación de chocolate y alcohol de caña de azúcar, cuando escucho la peculiar orden del muchacho. Generalmente no me importaría; es un desconocido y, además, un ser completamente aparte de mí, razones válidas para estancarlo en la categoría de 'intrascendente', pero mi cerebro se toma un momento para considerar la situación.

Esto podría llegar a ser conveniente, quizá.

Mantengo la vista clavada en mi postre, pero por el rabillo aprecio la escena que pintan los empleados para entregar el pedido. Un carrito de degustación resulta necesario para presentar la larga lista de pastelillos, quizá incluso todo el repertorio que tienen para ofrecer. Sospecho que hoy cerrarán temprano.

Los aromas a pan horneado y azúcar glass y vainilla y canela y chocolate y limón y tantos más me marean sutilmente, y realmente no puedo encontrar en mí la fuerza para concentrarme en un solo elemento. Internamente suplico que el muchacho se siente a una distancia favorecedora, o al menos decente para poder darme un pequeño gusto. Se sienta en la mesa de enseguida, perfectamente en el rango de mi visión, la ventilación atrayendo las fragancias hacia mí. Es producto de la buena fortuna, sin duda.

Cautelosamente torno la mirada en su dirección, volviendo ligeramente el rostro para tener una mejor imagen. El chico me resulta vagamente familiar o, mejor dicho, ese jersey rojo con gorrilla de oso lo he visto antes en algún lado. Cabellos azabache, ojos carmesí, piel marfil. Estoy casi seguro de que lo he visto por el instituto, pero eso no me interesa por ahora.

Jadeo inconscientemente cuando comienza a comer con la placidez y satisfacción de alguien que realmente le encuentra el gusto, y debo admitir que me sorprende lo rápido que desaparecen los dulces, como si la probabilidad de un coma diabético no existiera en su mundo. Y los aromas son breves, con esa velocidad de deglución, pero mucho más intensos de lo que son si sólo se les aprecia por encima del producto. Me doy cuenta de que es la mordida, el desmigajamiento lo que potencia sus perfumes, y claro que tiene sentido ahora que lo veo así.

Ahora estoy observando abiertamente, mi boca abierta con sorpresa y una sospechosa sensación húmeda bajando por mi mentón. Me repongo de inmediato, usando la manga del raído suéter azul que tengo puesto para eliminar un hilillo de baba, pero ahora centro mi atención en el muchacho y no en los bocadillos. Estoy decidido y, sorprendentemente, un tanto nervioso. Me estiro suavemente hacia su lugar.

Oye—comienzo, y mi voz suena aburrida, como siempre. Alzo mi panecillo de banana y vainilla con ambas manos y se lo acerco al rostro—. Come esto—aunque probablemente sonó más como una orden, esa es mi idea de una petición cordial. Es igual. Sin interesarme su respuesta coloco el postre sobre su mesa antes de levantarme y tomar camino hacia el mostrador—. Espera, compraré algunos más—explico, y honestamente me da lo mismo si este muchacho me considera un fenómeno. Para mí esto no es más que un beneficio mutuo.

Compro el pastelillo de chocolate y ron, definitivamente, y me hago de una gran variedad de productor que quizá no habría considerado antes. Un bocadillo de mantequilla de maní y caramelo, uno de zanahoria y nuez, red velvet, cookies and creams... quizá mi expresión no lo delate, pues rara vez delata mierda, pero estoy algo emocionado. No creo nunca haber considerado la posibilidad de tener un catador, pero ahora que se apareció lo aprovecharé al máximo.

Los empleados me presentan la orden con expresiones contrariadas. Adivino que ya no les queda gran reserva, pero ese no es mi problema y aún si lo fuera me importaría un bodrio. Acuno los postres en mis brazos y me apresuro al chico-oso, soltando la nueva montaña de pasteles y panes sobre la superficie. Tomo asiento en la silla contigua sin esperar invitación, mi mirada intensa sobre sus ojos escarlata.

Come, y avisame si quieres más.

Nyaargh:
Lo lamento, se envió incompleto la primera vez, hehe. Error de dedo, Previsualizar es comprensivamente confundible con Enviar.


avatar
Nox
Estudiante
Estudiante

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 18/03/2014
Localización : No bajo tu cama, definitivamente no ahí.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Me and my monkey {Priv. Red}

Mensaje por Invitado el Dom Mar 23, 2014 8:27 pm

Engullía los dulces a una velocidad moderada, justo para poder identificar los sabores en su paladar, aunque no podía garantizar que para una persona ajena que le viera pareciese que engullía tan rápido los pastelillos que de seguro no se enteraba a que sabía cada uno.


De vez en cuando paraba a tomar un poco de agua del vaso, que le sirvieron por cortesía en el aparador, o se relamía decidiendo cual sería el próximo desafortunado pastelillo que caería antes que los que quedaban, o simplemente paraba a limpiarse la boca con una servilleta siendo consciente que con su manera algo impulsiva de comer seguramente se había manchado y se manchará.


Justo acababa de tomarse un dulce de canela con un toque de vainilla y a punto de alcanzar una tarta de queso y ciruelas cuando se sobresaltó un poco  al escuchar que alguien le llamaba. Sin prisas, justo el tiempo que necesitaba para tranquilizarse, miró bastante enfadado a el responsable del susto que acababa de sufrir  eso hasta que olió y visualizo un extraño objeto amarillo que más tarde identificó como dulce. En ese momento su enfado pasó a felicidad con el pensamiento "Dulce gratis!" . Iba a responderle cuando este se le adelantó diciendo algo de darle más dulces, la verdad no sabía el porque le daba dulces aquel muchacho pero no se podía negar si se los regalaba, sería de mala educación si lo hacía, así que muy a su pesar mordió el dulce de plátano y vainilla  que este le había regalado sin ni siquiera pensar en la posibilidad que estuviera envenenado ni nada.

Cuando se sentó  a su lado no le importó siempre que le siguiera dando dulces tan deliciosos como el que le dio que ya se terminaba. Asintió con la cabeza bastante feliz de que los dulces gratis seguirían apareciendo si lo pedía. Antes de coger un nuevo pastel giró su rostro encarando le. -Tu nombre - Se puede decir que le preguntó por su nombre antes de poder seguir comiendo pero con educación
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Me and my monkey {Priv. Red}

Mensaje por Nox el Lun Mar 24, 2014 9:38 am

Me senté apenas a tiempo para disfrutar la acentuada esencia del panecillo con el que pasé más de una hora, y debo decir que estoy satisfecho por la potenciación. El olor es al menos tres veces más agradable. Inconscientemente cierro los ojos, inhalando feliz la mezcla de aromas y exhalando un suspiro saciado, una casi sonrisa queriendo forzarse en mi rostro sin lograrlo realmente. Nunca supe que tenía una debilidad por lo dulce. Una pena que no pueda comerlo.

La voz del chico me saca de mis pensamientos, su pregunta-oración regresándome a mi asiento en la cafetería de la ciudad. Le miro con ojos perezosos, internamente considerando si responder a eso o no. Supongo que debería. Soy un extraño ofreciéndole comida a cambio de oler el proceso, me imagino que podría parecer un poco perturbador. Me encojo levemente de hombros.

Nox.

Cruzo los brazos sobre la mesa y acuésto la cabeza sobre ellos, dudoso de si debería dar por terminada la transacción social o continuar con las frivolidades. Me doy cuenta, al echar un vistazo al aún considerablemente provisionado carrito de dulces y a la misma piramide de postres que acabo de aportar, de que estaremos aquí un rato. Probablemente sería conveniente formar alguna clase de simpatía.

Esto será difícil.

Te he visto en el instituto—concurro, y ahora que lo pienso creo que incluso compartimos algunas clases. Pero siendo que la mayor parte del tiempo estoy dormido sobre el pupitre o de pinta en las afueras no sería sorpresa que no me ubicara en absoluto—. ¿Te gusta estar ahí, eres...?—sensatamente elijo callarme cuando preveo que mis palabras se van a poner ofensivas. Además, considerando que yo también asisto a la 'escuelita perfecta' no hay mucho que pueda decir sin lanzarme yo solo una pedrada en el proceso.

Hay que mantener las cosas cordiales, me recuerdo.

Así que... vírgen.

Maldita sea.


avatar
Nox
Estudiante
Estudiante

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 18/03/2014
Localización : No bajo tu cama, definitivamente no ahí.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Me and my monkey {Priv. Red}

Mensaje por Invitado el Miér Mar 26, 2014 7:37 pm

Como buen glotón pero con educación detuvo momentáneamente la gran ingesta de dulces, hasta como mínimo saber el nombre de la gran persona que le regaló dulces. Una vez lo supo asintió con la cabeza para pasar a presentarse pasando le en un plato un pastelillo de chocolate y canela a modo de agradecimiento. -Encantado, yo Red.-

Después de presentarse volvió a la ardua tarea de seguir devorando esos pastelillos tan deliciosos que le llamaban y seducían, y ante eso claro que no se podía resistir. Se encontraba bastante concentrado comiendo una ración de pan de leche con algo de mermelada de arándanos en su interior sin embargo, aún le alcanzaba para no aislarse completamente del mundo por lo que pudo escuchar al extraño chico llamado Nox, asintiendo con la cabeza, aunque sin reconocer al chico por el centro, no se fijo que en su mejilla tenía algo de mermelada. -No es que me agrade, es solo que aprovecho los estudios que me regalaron - Le contaba tranquilamente con algo de molestia pues no le gustaba hablar demasiado y mucho menos no entender algo, y eso a día de hoy aún no comprendía el porque las personas que le recogieron le ingresaron en ese instituto y muchos menos le pagaron la educación.

-¿Virgen?- Le preguntó extrañado ladeando la cabeza ligeramente hacía un lado -¿Qué con eso? ¿No es normal acaso?-Le preguntó de nuevo  algo consternado, lo suficiente como para no seguir comiendo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Me and my monkey {Priv. Red}

Mensaje por Nox el Miér Mar 26, 2014 11:01 pm

El chico me pone en frente un postre de chocolate que, admito, se ve delicioso, pero dudo un momento sobre qué acción tomar. Sería grosero regresarlo, supongo, y aunque usualmente eso no me importaría -vaya que si no-, me recuerdo que estoy intentando ser cordial y amable y todo eso que no soy. Coloco dos dedos en el platito de papel y lo arrastro hacia mí suavemente, aceptando la oferta sin palabras.

Red—repito, probando el nombre. Huh, de alguna manera le sienta.

Tarareo brevemente con aprobación, comenzando a desmigajar el panecillo con las manos en un intento por potenciar el aroma, pero rápidamente descubro que se necesita un poco de humedad para obtener el resultado deseado. Y ahora mis dedos están llenos de chocolate. Los miro con ligero fastidio, como si de alguna manera la indecencia fuera su culpa. Vuelvo mis ojos hacia el chico, Red, cuando comienza a responder mi pregunta anterior.

No puedo evitar el pensamiento fugaz de que no hay mucho qué aprender en esa escuela, a menos que cuentes técnicas y juegos sexuales, pero decido no comentar al respecto. Tampoco es como si prestara atención a las lecciones. Asiento levemente, moviendo con incomodidad mis dedos pegajosos y apenas conteniéndome las ganas de alzarlos y pasarlos por su rostro, ya cubierto de mermelada de fresa, para ensuciarlo aún más. Eso sería divertido, pero no muy bien recibido, me imagino.

Su pregunta, expresada con una ingenuidad literalmente increíble -pero he descubierto que hay varias cosas inverosímiles con este muchacho-, me saca de mis maliciosos pensamientos, y de hecho me hace dudar a mí tambien.

Ah, ¿es normal entonces? Bueno, me imagino que quizá. Pero en esa escuela no. O tal vez no es normal en ningún lado, ¿qué sabría yo? No es como si me interesara lo suficiente para investigar. Pero la pregunta ahí estaba.

No lo sé—respondo sinceramente, encogiéndome de hombros—. Supongo que depende. Pero tú sabes, esa escuela...—me callo brevemente, preguntándome si es posible que el chico no sepa nada de lo que pasa ahí en realidad. Pero eso es ridículo. ¿O no? Me vuelvo a encoger de hombros, como si eso ayudara—. Sólo pensé que era extraño. La mayoría ahí son, eh, algo promiscuos—digo, esperando no comprometer nada con la elección de palabras. Inconscientemente me paso una mano por el cabello, recordando demasiado tarde que la tenía repleta de chocolate—. Puta mierda.

Me lanzo para atrás por inercia, inmediatamente empujando el asiento conmigo, y realmente no hay una advertencia para la sensación helada que recibo en la cabeza un segundo después. Estoy confundido. Me quedo tieso un momento, los ojos abiertos como platos, y cuando al fin algo maquina en mi cerebro me vuelvo tan rápidamente que oigo el crujido de algunas vértebras. La empleada detrás de mí está asustada, una mano sobre su boca y la otra sosteniendo la copa vacía de una malteada. Vainilla, reconozco de inmediato. Tengo helado de vainilla en la cabeza.

Odio a todo el mundo.


avatar
Nox
Estudiante
Estudiante

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 18/03/2014
Localización : No bajo tu cama, definitivamente no ahí.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Me and my monkey {Priv. Red}

Mensaje por Invitado el Jue Mar 27, 2014 12:29 am

Seguía dando algún bocado que otro observando de reojo las reacciones del peliceleste ante su , se puede decir, obsequio quizás hizo mal de ofrecerle el dulce, quien sabe quizás no le gustaba, estaba lleno o estaba a dieta o quizás no le sentaba bien. Iba a preguntarle si no era de su agrado pero calló cuando vio que se lo acercó y desmigaba, hecho que se le hizo bastante extraño de hecho, pero para maneras de comer los colores.

No sabía a donde quería llegar el otro pero desde luego le estaba extrañando bastante la situación. -mmm ¿Qué sucede con esa escuela?- Le preguntó extrañado ladeando la cabeza de lado sin comprender hasta que le llamó la atención los dedos manchados de chocolate del peliceleste. Se apresuró a desviar la mirada antes de saltar en un impulso y lamerle los dedos pero sencillamente volvía a mirar y seguir con la mirada aquellos dedos que se le estaban haciendo demasiado apetecibles . -Gente promiscua hay en todos los lugares- Le decía sin seguir comprendiendo a donde quería llegar con todo aquello.

No supo bien como pasó ni que tan solo que cuando se quiso dar cuenta el chico antes peliceleste ahora era rubio, intentaba aguantarse la risa para levantarse y llevarle de la mano al servicio antes de que se esparciera y le llenara la ropa de helado...oh vaya no tubo en cuenta que ahora sería una mayor tentación que tenga el pelo lleno de helado
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Me and my monkey {Priv. Red}

Mensaje por Nox el Jue Mar 27, 2014 9:38 am

Alejo mi mirada de la aterrada mesera cuando escucho las pobremente disimuladas risitas de Red. Vuelvo el rostro violentamente para mirarle enfurecido, pero estoy casi seguro de que el sonrojo humillado en mis mejillas le resta efecto. 'Traidor', gruño en mi mente antes de razonar el hecho de que ni siquiera nos conocemos lo suficiente para recriminarle, y suelto un suspiro frustrado. Mi cara probablemente se ha puesto más expresiva de lo normal y la sola idea me obliga a borrar lo mejor posible la mueca constipada que estaba interpretando.

El chico me toma y arrastra hacia los sanitarios, todavía sus hombros sacudiéndose ligeramente, pero me siento generoso o lo suficientemente mortificado como para dejarlo hacer sin oponer resistencia. Inconscientemente aprieto la mano que sostiene la mía, el calor de la misma reconfortándome un poco. Esto se siente más íntimo de lo que esperaría, pero me sorprende no encontrarlo desagradable. Huh, extraño.

Entramos a los servicios, aunque claramente recuerdo haber jurado nunca volver a poner un pie en un baño público después de que, hace unos años, me aventurara a los urinarios de un cinema después de haber bebido cinco botellas de agua -fue una película larga- sólo para ser atacado por un ebrio que apestaba a vómito, orines y sustancias amargas. Aunque el hombre terminó de bruces contra el suelo, ahogándose en sus propios fluídos corporales, el hecho fue perturbador en el nivel adecuado para provocar una promesa de ese calibre. Una promesa que no pensaba romper, pero mira.

Tch, mierda, qué putada—maldigo entre dientes, acercándome a los lavabos para limpiar mis pegajosas manos y en el proceso echándome un ojo en los espejos de cortesía—. Arrgh, ¡mira eso! Qué puto asco—no sé si me estoy quejando conmigo o con Red, pero da lo mismo. Mi cabello tiene un raspón de chocolate apenas visible por debajo del manchón escurrido de vainilla. Aún queda una pequeña bolita de helado en mi cabeza, alzándose orgullosa como una corona de mofa—. ¡Tiene que ser una maldita broma!

Puedo ver al moreno en el reflejo del espejo, y le envío una mirada que media entre fastidiada y avergonzada. Estoy seguro de que esto no debe ser muy agradable para él tampoco. Suspiro con hastío.

Esto me va a tomar un tiempo. Si quieres puedes volver afuera y seguir con tus postres, porque esto...—alzo una mano para tocar ligeramente la mezcla de dulce que posa de manera anti-natural en mi cabello. Está pegajosa. Mis dedos están pegajosos. Si no fuera tan fuerte y maduro haría un berrinche. O quizá es sólo necedad. Doy una imprudente lamida a mis dedos, y encuentro que, como las veces anteriores, el sabor es tan dulce y delicioso que mi cuerpo lo repudia. Hago una mueca y evito repetir la acción, echándole otro vistazo lamentable a mi acompañante—Lo-lo sien... eso—¿por qué es tan difícil no ser un cretino?


avatar
Nox
Estudiante
Estudiante

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 18/03/2014
Localización : No bajo tu cama, definitivamente no ahí.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Me and my monkey {Priv. Red}

Mensaje por Invitado el Jue Mar 27, 2014 8:46 pm

Llevó al provisionalmente "rubio" al sanitario, al parecer no por la fuerza como en un principio se imaginó que pasaría, pues el otro no puso ningún tipo de resistencia ni se negó. Por suerte en el trayecto la camarera que le ocasionó el tinte fue corriendo para llevarles la llave del sanitario para que nadie más entrase mientras se limpiaba y una toalla blanca que no dudó en coger, pues la mejor forma para quitarse el helado del pelo sin duda era el agua.

Una vez llegaron al sanitario lo cerró y se apoyó en una pared cercana al lavamanos en el que se situó el otro, viendo la escena conteniéndose un poco la risa. Era bastante más gracioso y entretenido verle maldecir su sagrado helado que comer o pensar en algún dulce.

Es consciente de la mirada del otro  a lo que le niega con la cabeza -Tengo que velar por el bien de mi distribuidor de dulces.- Le mencionó medio en broma pues a parte de los dulces también se preocupó por el chico, y más cuando lamió sus dedos. Pudo notar que se puso más pálido y parecía que se sentía mal.-Oye ¿estas bien? No tienes buen aspecto- Le dijo preocupado mientras fue hacia Nox acariciándole un poco la espalda para intentar hacerle sentir un poco mejor .-Será mejor que llame a alguien puede que tengan algún medicamento...-
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Me and my monkey {Priv. Red}

Mensaje por Nox el Vie Mar 28, 2014 4:15 am

Puedo ver que está preocupado y es un verdadero fastidio que eso me preocupe, si es que eso tiene algún sentido.

No estoy acostumbrado a la simpatía y ciertamente no estoy preparado para responder a ella. Mi primer instinto es tranquilizarlo, y eso en definitiva resulta insólito por igual, pero le doy una oportunidad. Probar cosas nuevas, hacer cambios positivos, esa mierda.

No, estoy bien—aseguro, abriendo la llave y remojando las manos bajo el chorro. Me mojo un poco la cara para calmar las náuseas y regreso la mirada al reflejo del chico, que ahora está más cerca. Comienza a hacer círculos en mi espalda y me tenso levemente antes de relajarme en el contacto, determinando que no es desagradable. En absoluto—. Ah, no, está bien, no estoy enfermo, sólo no aguanto la comida. Eh, comerla, quiero decir—de otra manera sería muy estúpido que estuviera en una cafetería, aunque quizá incluso si confesara que estoy aquí por los aromas seguiría siendo estúpido. Detalles.

Ya refrescado comienzo a encontrarme un poco mejor, y aunque es probable que el contacto haya ayudado en gran medida decido no mencionarlo. Detalles, en efecto. Me mojo más las manos antes de pasarlas por mi cabello, deshaciéndome en el proceso de la molesta bola de helado que aún seguía derritiéndose y bajando por mi cabeza.

Deben gustarte mucho los dulces—continúo, al tiempo que trabajo en la plasta pegajosa que se ha formado y me observo en el espejo, involuntariamente simulando a una adolescente chismosa embelleciéndose en un baño público—. Nunca había visto a alguien comer tantos sin convulsionar por la ingesta de azúcar. Huh, afortunado—confieso con pereza—. Me pregunto si saben muy bien. Huelen excelente, eso sí. Seguro es genial... oye, ¿alguna vez has probado esos pasteles azules? ¿Qué rayos es esa cosa? ¿Cómo los ponen azules? Solía pensar que eran heces de unicornio, pero creo que eso sería ilegal. Además, qué asco—realmente debería dejar de hablar mientras estoy distraído; me vuelvo un bocazas estúpido.


avatar
Nox
Estudiante
Estudiante

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 18/03/2014
Localización : No bajo tu cama, definitivamente no ahí.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Me and my monkey {Priv. Red}

Mensaje por Invitado el Sáb Mar 29, 2014 12:15 am

Se detuvo al oírle pues iba a ir a por un medicamento o alguien que pudiera decirle o darle algo para calmar al otro o al menos momentáneamente. Sin embargo continuó con las caricias a la espalda ajena, pues almenos él se sentía mucho mejor con ese simple y suave roce. Observando di en verdad iba mejorando o en verdad podría llegar a expulsar ciertas substancias de manera no muy agradable realmente.

Realmente le pareció muy extraño el que no pudiera comer, nunca pensó ni se llegó a imaginar jamás que pudieran existir esas personas. -¿Nada de nada?- Le preguntó aún incrédulo de ello sin poder procesar aquella extraña información que pareciera que estuviera codificada a niveles impensables.


No pudo evitar coger con su dedo índice un poco de helado que tenía en el pelo el otro y probarlo. -Sigue estando delicioso...- Murmuró más para si mismo que para el peliceleste. Asintió varias veces a lo que le decía sin mucho problema pues era verdad que a muchos les impresionaba la capacidad de su estómago. -La verdad sobrevivo a base de dulces...¿Azules?- Le preguntó algo desconcertado pues probó de casi todos los colores pero no le venía a la mente ninguno azul.

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Me and my monkey {Priv. Red}

Mensaje por Nox el Dom Mar 30, 2014 12:45 am

El Red del espejo parece honestamente turbado ante la mención de mi problema con la comida. Lo que es normal, creo, porque en un principio, hace algunos siglos, yo también lo estaba. No creo que ninguno de mis hermanos comparta esta peculiaridad. Qué triste.

Nada—rectifico, pasando los dedos entre una maraña particularmente difícil—. Pero no lo necesito, así que no importa. Técnicamente estaré sano y vivo mientras mi madre lo haga—o alguien externo me termine por su cuenta, pero esa es información que inteligentemente he decidido guardarme a través de los años. El chico, que al parecer se ha distraído de todo el asunto -vaya que lo dejó ir rápido-, pasa un dedo por la viscosa mezcla de helado para después llevarlo a su boca. Esta vez, en lugar de limitarme a verlo por el espejo, volteo el rostro para observarlo directamente, mi expresión levemente horrorizada—. ¡No hagas eso! Es antihigiénico—exteriorizo antes de pensar en lo maternal de mis palabras. Y lo peor es que estoy sinceramente preocupado por el chico, también.

Doy un suspiro exasperado antes de volverme al espejo para continuar con el trabajo. La socialización será mi ruina, lo juro.

Mm—tarareo como indicación de que estoy escuchando. No me imagino cómo podría alguien sobrevivir únicamente a base de caramelos. ¿Qué clase de aporte nutricional podría ofrecer el azúcar? Pero no es como si supiera gran cosa acerca de comida o nutrición para el caso, así que no cuestiono—. Sí, sí. Una vez estuve en California y había esta gran pastelería donde tenían postres de todos los colores. Todos. El verde me dio asco pero me figuro, ¿quizá era así por la menta? O algo, no sé, incluso verde es un poco más comprensible que azul.

Realmente debería callarme, decido, y en lugar de mojar mis manos, esta vez me aventuro a colocar toda la cabeza bajo el grifo. Un enfoque más rápido, definitivamente, aún si es un poco más incómodo. Inmediatamente siento la humedad colarse entre la plasta y el pelo y refrescando mi cuero cabelludo. El agua cae turbia y blanquecina tras el contacto y no puedo evitar un escalofrío de desagrado recorrerme la espalda. Viendo el lado positivo, ahora oleré a vainilla todo el día. Hurra. Cuando decido que mi cabello está mayormente limpio y decente, cierro la llave y maniobro para sacar la cabeza del lavabo, la melena escurriendo como en una clase de película japonesa de terror.

Listo, ya podemos--mierda, ¿qué pasó?—me corto estupefacto, observando la muy mojada figura de Red. Es ahora que me doy cuenta de que el agua salpicó por todo el baño, y me refiero a literalmente todo el baño. En algún lugar de mi cerebro registro lo afortunado que soy al no trabajar aquí y, por tanto, no tener que pasar la fregona hasta por el techo para evitar que manche. Pero mientras tanto me limito a lanzar una fuerte carcajada ante lo ridículo de todo, y vagamente soy consciente de que es la primera vez que me río de una situación y no de alguien.


avatar
Nox
Estudiante
Estudiante

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 18/03/2014
Localización : No bajo tu cama, definitivamente no ahí.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Me and my monkey {Priv. Red}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.